MÁRTIRES DE ARRAS Beatas María Magdalena Fontaine y compañeras
Versión para impresión

María Magdalena Fontaine y tres compañeras: María Francisca Lanel, Teresa Magdalena Fantou y Juana Gerard son conocidas como las mártires de Cambrai, pues allí murieron víctimas de la Revolución Francesa, el 26 de junio de 1794, mientras ejercían su misión de servicio al pobre.

Cuando comenzó la Revolución Francesa, en la casa de Arras, Francia, las Hijas de la Caridad se consagraban allí a la educación de las niñas pobres, visitas a domicilio y al cuidado de los enfermos. Atendían la farmacia, haciéndose famosas por la eficiencia con que preparaban las medicinas. La comunidad se componía de siete Hermanas. Sor Magdalena Fontaine era la superiora.

La Revolución Francesa marcó profundamente no sólo la historia de Francia sino la del mundo entero. Por la constitución civil del clero quisieron atacar a la iglesia como tal hiriendo profundamente la conciencia cristiana.

En 1789 se confiscaron los bienes eclesiásticos, al año siguiente se declararon nulos los votos religioso y se suprimieron las congregaciones religiosas.. En 1792 la Asamblea Legislativa impuso para todo el clero y religiosos un juramento que llevaba consigo el cisma en la Iglesia de Francia, separándola de la Iglesia Universal.

En 1793 se presentó en la casa de las Hermanas la comisión encargada de requerir el juramento. Las hermanas se negaron a hacerlo y aunque la casa fue registrada no expulsaron a las Hermanas que pudieron continuar al servicio de los pobres.

En Arras se instaló la guillotina en la plaza mayor y en tres semanas fueron 150 las personas decapitadas por negarse a hacer el juramento. El 15 de febrero de 1794 un decreto de prisión fue firmado contra ellas. En el tiempo pasado en la cárcel las Hermanas aportaron un mensaje de resignación alegre, de frases animosas, de rasgos edificantes, transmitiendo la palabra de Dios. Infundiendo valor con su presencia serena y atenta a las necesidades de los demás. De Sor Magdalena Fontaine se decía: “habla siempre como enviada de Dios y goza del don de consolar y reanimar los corazones abatidos” Sor Magdalena había predicho que ellas serían las últimas ejecutadas.

El 25 de junio las Hermanas son sacadas de la cárcel por la noche para ser entregadas al día siguiente al tribunal quien las condenó a muerte por negarse a prestar el juramento. Al escuchar la sentencia las Hermanas contestaron “¡Demos gracias a Dios!”.

En algunas “memorias de la revolución”, al referirse a la muerte de las Hermanas se destaca la adhesión a su religión, su negativa a jurar, su continua oración hasta el patíbulo, sus sentimientos heroicos de fe y amor a Dios”.

El 14 de mayo de 1907 fueron declaradas por la Iglesia Venerables y el 13 de junio de 1920 se celebraron con toda solemnidad las fiestas de la beatificación de sor Magdalena Fontaine y sus compañeras.

f
f

Quiénes Somos

La Compañía de las Hijas de la Caridad fue fundada en Francia por San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac.
San Vicente de Paúl (1581-1660) descubre la miseria material y espiritual de su tiempo y consagra su vida al servicio y a la evangelización de los pobres fundando, para este fin, las Cofradías de la Caridad (1617) y la Congregación de la Misión (1625).

Galería

La capilla en la Solemnidad de Pentecostés
Dibujos de Sor Lidia Medellín 2
Dibujos de Sor Lidia Medellín

Contacto